Sociedad | 22/09/2019

En Rosario La emisión de pasaportes italianos aumentó un 50% en dos años

Estiman que 2019 culminará con unos 9.000 documentos entregados. La mayoría de los que realizan el trámite son jóvenes.

Créditos: Consulado Italiano

Créditos: Consulado Italiano

Pasaporte Italiano.

La emisión de pasaportes por parte del Consulado General de Italia en Rosario crecieron de 6.116 en 2017 a 8.070 el año pasado, y estiman que 2019 culminará con unos 9.000 documentos entregados, lo que representa una suba del 50 por ciento en dos años.

La delegación rosarina es una de las más concurridas. La mayoría son jóvenes, y los que no lo son están para hacerle un trámite a un hijo. El pasaporte italiano permite moverse fácilmente por casi todo el viejo continente y conseguir un trabajo registrado. El trámite ronda los 30 mil pesos.

Con tanta demanda, hay un colapso constante. En 2017 se implementó un nuevo sistema on line para acelerar el proceso, que otorga sólo 55 turnos por día y cita a las personas dos semanas después de obtenerlo. Conseguir un lugar es complicado porque se llenan muy rápido.

Mariano Gazzola, vicesecretario del Consejo General de Italianos en el Exterior para Latinoamérica explicó, "El crecimiento marca que hay más gente que se saca el pasaporte. Para eso, el cónsul Martin Brook debió mejorar la capacidad organizativa: asumió hace dos años con la misma cantidad de personal, pero modificó las condiciones de atención. Hasta mitad de 2017 los turnos para pasaporte se conseguían a un año, hoy los obtenés a 15 días y te vas con el pasaporte en mano".

"Calculando que el 50 por ciento de los habitantes de la ciudad tiene descendencia italiana, sólo en Rosario se especula que son unas 400 mil personas las que están en condiciones de pedirla", apunta Gazzola, ya que la legislación italiana no pone límites de generaciones por vía paterna para tramitar el documento.

El problema reside en que el trámite requiere la presentación de las partidas de nacimiento, matrimonio y defunción de toda la línea desde el que la solicita hasta el emigrante. Por eso, asegura que "no siempre es fácil conseguirlas, sobre todo cuando se trata de muchas generaciones y de personas que nacieron en Italia a fines del 1800", informó La Capital.

FNI