Mundo | 07/11/2019

Brasil Lula queda muy cerca de ser liberado tras un fallo de la Corte brasileña

La liberación del ex presidente brasileño se concretará en las próximas horas, tras una modificación en la jurisprudencia para casos como el que lo llevó a prisión.

Lula quedaría libre en las próximas horas, definió la justicia brasileña.

El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil, la máxima instancia judicial del país, dictó hoy un fallo que permitirá en las próximas horas la liberación del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso desde hace más de un año y medio en un caso de corrupción.

El tribunal modificó la jurisprudencia sobre las condiciones jurídicas de detención y lo hizo con el voto de seis de sus integrantes contra los cinco restantes.

Los jueces sostuvieron que un condenado, como es el caso de Lula, debe ir preso una vez agotadas todas las instancias de apelación.

"Lula libre mañana", publicó el propio Lula en su cuenta de Twitter.

Cristiano Zanin Martins y Valeska T. Marti, los abogados defensores del ex mandatario que gobernó a Brasil entre 2003 y 2010, dijeron que luego de hablar con su cliente "mañana" presentarán "al tribunal de ejecución una solicitud de su liberación inmediata basada en el resultado de esta sentencia".

"Lula no ha cometido ningún delito y es víctima de la ley, que, en el caso del ex presidente es el uso estratégico de la ley con el propósito de persecución política", opinaron sus abogados Martins y Marti

La decisión final estuvo en manos del presidente del STF, Antonio Dias Tóffoli, luego de que el tribunal llegara a un empate cinco a cinco sobre la constitucionalidad de detener a un condenado sin que todas las instancias del Poder Judicial fueran agotadas.

La Constitución Federal de 1988 establece que nadie debe estar preso hasta que no se agoten los recursos de apelación, salvo en los casos que impliquen peligro para la sociedad.

Pero esa máxima legal comenzó a ser vulnerada desde 2016, por pedido y presión del ex juez Sérgio Moro, actual ministro de Justicia del presidente Jair Bolsonaro, indicó la agencia de noticias Télam,

El juez Gilmar Mendes, miembro del STF, acusó a los fiscales de la operación Lava Jato de intentar lucrar con la apertura de una fundación de lucha contra la corrupción con dinero recuperado de los desvíos en Petrobras. 

Mendes afirmó, además, que el caso de Lula politizó la discusión sobre este principio.

Así, el STF le asestó un duro golpe a la operación Lava Jato, denunciada por abusos e ilegalidades en la prisión del líder opositor y fundador del Partido de los Trabajadores (PT).

Además de Dias Tóffoli y Mendes, también votaron a favor de Lula los jueces Rosa Weber, Ricardo Lewandowski, Marco Aurelio Mello y Celso de Mello.

La decisión tiene potencial para beneficiar a 4.897 presos, además de Lula, que están con sentencias de segunda instancia. Varias fuentes del mundo jurídico brasileño afirmaron que en el fallo dictado hoy se impusieron los jueces garantistas por sobre los punitivistas.

El ex jefe del Ejército y asesor del presidente Bolsonaro, Eduardo Villas Boas, amenazó la semana pasada al máximo tribunal para el caso de que, como hizo hoy, revirtiera un acuerdo de 2016 sobre las prisiones con fallo de cámara o de segunda instancia.

Lula está detenido desde el 7 de abril de 2018 tras ser condenado a ocho años y 10 meses de prisión por corrupción en la operación Lava Jato, el mayor escándalo de corrupción en la historia del país.

El ex mandatario brasileño se declaró siempre como un preso político porque el caso judicial, indicó, fue sostenido para dejarlo fuera de las elecciones que ganó Bolsonaro en octubre del año pasado.

GT