Mundo | 10/02/2020 15.56

Acusación EEUU acusó a militares chinos del hackeo más grande de la historia

El fiscal general estadounidense, William Barr, acusó a China de estar detrás del pirateo masivo de 2017.

-

Cuatro militares chinos fueron acusados hoy por el gobierno de Estados Unidos de ingresar en la base de datos de la agencia de calificación crediticia Equifax y robar información de decenas de millones de estadounidenses.

En una intervención ante la prensa, el fiscal general estadounidense, William Barr, acusó inequívocamente a China de estar detrás del pirateo masivo de 2017, considerado uno de los mayores de la historia. La intrusión informática afectó a más de 145 millones de personas, a los que hackers robaron nombres, números de documento y tarjeta de crédito, direcciones, fechas de cumpleaños y otra información personal almacenada en la base de datos.

Barr dijo que los cuatro militares acusados son miembros del Ejército de Liberación Popular (ELP), que es parte del Ejército chino, y que se encuentran libres en China. Los cuatro están acusados además de robar secretos comerciales de Equifax, incluyendo diseño de base de datos, dijeron funcionarios de seguridad a medios estadounidenses, sin ser identificados.

Los acusados se aprovecharon de una vulnerabilidad de software que les permitió obtener claves de acceso y navegar por la red de la compañía mientras robaban información, agregaron los funcionarios, citados por CNN. “Esta fue una de las mayores violaciones de datos de la historia”, dijo Barr. Los hackers robaron “la información personal sensible de casi la mitad de los ciudadanos estadounidenses", añadió.

El gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, ha advertido varias veces sobre la creciente influencia política y económica de China, y ha acusado a Beijing de recopilar datos de estadounidenses y robar investigación científica e innovación.

Washington también lleva adelante una campaña de presión sobre sus aliados para convencerlos de no permitir que el gigante chino Huawei participe de las redes de telecomunicaciones 5G, por considerarlo peligroso para la ciberseguridad. Los cargos contra los acusados fueron presentados por el gobierno ante un tribunal de Atlanta, estado de Georgia, donde tiene su sede Equifax.

La agencia crediticia alcanzó un acuerdo de compensación con el organismo de protección del consumidor de Estados Unidos que, por un monto total de hasta 700 millones de dólares, ofrece servicios gratuitos y algunos reembolsos a los damnificados. "Esta fue una vasta y deliberada intrusión en la información privada del pueblo estadounidense", dijo Barr al presentar las acusaciones en la Secretaria de Justicia, la cartera a su cargo.

"Hoy, consideramos a estos hackers del ELP responsables de sus acciones criminales, y le recordamos al gobierno chino que tenemos la capacidad de quitar el manto de anonimato de Internet y hallar a los hackers que la nación despliega repetidas veces contra nosotros", agregó.
El caso es uno de varios que el Departamento de Justicia ha iniciado contra miembros del ELP en los últimos años.

El gobierno del ex presidente Barack Obama, el antecesor de Trump, acusó en 2014 a cinco militares chinos de piratear las redes informáticas de cuatro grandes compañías estadounidenses para robar secretos comerciales.

FDV